6 errores que cometemos en el desayuno y desconocemos
Caracas Marzo 12, 2017 09:00 AM .- Según aseguran los expertos en salud y nutrición, el desayuno es el plato más importante del día

 

Según aseguran los expertos en salud y nutrición, el desayuno es el plato más importante del día ya que no solo es la primera comida luego de un largo periodo en ayunas, sino que además nos aporta vitalidad y nos ayuda a rendir de la manera correcta para la jornada de nuestro día a día.

 

Teddy Sawaya, creador del Método Sawaya y especialista en nutrición con más de 20 años de experiencia en el área, explica que al despertarnos en las mañanas el cuerpo necesita reponer las energías que consumió durante la noche. “Al desayunar, el cuerpo recupera el combustible para cumplir mejor sus funciones diarias, el metabolismo se activa y puede controlar el apetito”, asegura el experto.

 

Sin embargo, un gran porcentaje de la población desconoce estos beneficios y cree que saltando comidas, en este caso el desayuno, lograrán perder esos kilitos de más sin saber que el efecto que producen en su organismo es un desaceleramiento del metabolismo, por lo que adelgazar sería un proceso aún más lento.

 

Asimismo, muchas personas aún sabiendo que el desayuno es la comida principal y más completa del día, comenten ciertos errores como los que mencionaremos a continuación:

 

No saber elegir los carbohidratos

 

Los carbohidratos se dividen en dos grupos, los simples y los complejos. En el primer grupo se encuentran las harinas blancas, el azúcar, los lácteos, los cereales no integrales, etc, y en el segundo grupo conseguimos los cereales integrales, vegetales verdes, granos entre otros. Estos últimos son los que se deben tomar en cuenta para la primera comida del día, debido a que el proceso para digerir es un poco más lento y no elevan los niveles de azúcar en la sangre.

 

 

 

Consumir demasiada sal

 

El consumo excesivo de sal es una de las principales causas de la retención de líquidos y problemas de circulación de la sangre. Por lo que se deben evitar alimentos procesados, grasas vegetales y embutidos, ya que son alimentos que sobrepasan los índices recomendados de sodio.

 

 

 

Lea también: Cómo superar el duro mundo de las adicciones

 

Olvidar las proteínas

 

Las proteínas son nutrientes que favorecen la formación de masa magra (músculos y otros tejidos). Consumirlas a primera hora del día aumenta la sensación de llenura e incrementa el rendimiento físico y mental.

 

 

 

No incluir vegetales ni frutas

 

La Organización Mundial de la Salud, OMS, recomendó el consumo al menos de 400 gramos de vegetales y frutas al día. Por lo que la hora del desayuno es la más apropiada. De esa forma se aprovecha al máximo los nutrientes (vitaminas, fibra, antioxidantes y demás) que puedan tener estos alimentos.

 

 

 

Ingerir poco líquido

 

El cuerpo pierde una cantidad significativa de líquido y sales minerales con la orina, sobre todo al levantarse, por lo que produce en nuestro organismo una leve deshidratación. Es por eso que se recomienda tomar un vaso de alguna bebida como un jugo, agua tibia con limón o en su defecto agua natural en ayuno. Esto activa casi de manera inmediata nuestro organismo y lo prepara para recibir el desayuno.

 

 

 

Comer limitado

 

Al comer poco no se aportan los nutrientes necesarios que nuestro cuerpo requiere para activar sus principales funciones. Comer menos se traduce en mayor sensación de hambre, debilidad física y mental, más dolores de cabeza. Un buen desayuno proporciona un 25% de las energías diarias.

 

 

 

Es importante consumir alimentos en la hora del desayuno que nos aporten lo nutrientes necesarios y combinarlos de la forma adecuada para así mantener satisfecho por más tiempo al organismo. De igual forma, se recomienda comer máximo una hora después de levantarse e incluir en ese primer menú del día proteínas y carbohidratos de buena calidad, así ayudamos a nuestra salud y a llevar una vida más saludable.

 

 

A Tu Salud