10 causas que acortan la vida de tu perro
Caracas Marzo 24, 2017 08:40 AM .- Hay acciones que acortan más la esperanza de vida de los perros, por eso, con este post, listaré las 10 acciones que acortan la vida de tu peludo.

 

A los que amamos los perros, nada nos gustaría más que alargarles la vida tan corta que tienen. ¡Nos sabe tan a poco! Sin embargo, hay acciones que acortan más la esperanza de vida de los perros, por eso, con este post, listaré las 10 acciones que acortan la vida de tu peludo.

 

 

Sabemos que los perros viven una media de 12 años, las razas más pequeñas viven algo más y las más grandes algo menos, pero sea como fuere, hay acciones que si las tienes en cuenta ayudarás a que esa vida sea más larga y duradera.

 

La obesidad. La obesidad no solo acorta la vida sino la calidad de vida. Un perro obeso arrastra tras de sí enfermedades que desarrollan a causa de, como la diabetes, o que se acusan más como la artritis o artrosis. Es fundamental que controles su peso con el veterinario, con el fin de que el perro esté en su peso ideal. Ni por debajo de su peso, ni por encima del mismo.

 

Problemas dentales. Te va a sorprender leer esto, sin embargo, los grandes olvidados que son los dientes, al mínimo descuido pueden crear bacterias e infecciones que pueden afectar a otros órganos como el corazón, por tanto, intenta controlar una rutinaria limpieza e higiene bucal de tu perro. Consulta con el veterinario las opciones: desde el cepillo de dientes, hasta sticks de limpieza, alimento seco que ayuda a prevenir el sarro, etc.

 

Revisiones veterinarias. Como mínimo, tu perro debería pasar por una revisión veterinaria una vez al año. Durante las revisiones el veterinario puede descartar numerosas afecciones que pueden pasar desapercibidas y que, por tanto, podrían alargar la vida de tu peludo.

 

Falta de ejercicio físico. Siempre destaco la importancia que tiene la actividad física en la vida de un perro. Un perro sedentario está condenado a morir antes de llegar a la media de esperanza de vida. El ejercicio físico alargará su vida considerablemente por muchas razones: por la oxigenación de su cuerpo, por la estimulación mental, por la reducción considerable de ansiedad, por el fortalecimiento de sus articulaciones, etc. Todo son beneficios para su salud: paseos, juegos, carreras, natación, etc.

 

Ambiente tóxico. Como pasa con las personas, los perros que viven en lugares contaminados, con mucha polución, no pueden respirar aire puro, y la oxigenación es tóxica. Si además sumamos que vive en una casa con algún fumador, la cosa se complica y mucho. Tanto es así, que una enfermedad como el cáncer empieza a ser demasiado común en los perros.

 

 

Poca o nula prevención parasitaria. Las vacunas y la prevención parasitaria tanto externa (pulgas, garrapatas, piojos, mosquito, etc.) como interna (gusanos, lombrices, etc.) son fundamentales, como el respirar, para el perro. De lo contrario, las posibilidades de vida se acortan, ya que contraer enfermedades es muy fácil si no atendemos a la prevención y a los tratamientos.

 

Mala alimentación. Alimentar al perro con sobras de comida o con alimento comercial de baja calidad, hará mella en la salud de tu perro. Desde ingerir alimentos que no puede metabolizar a no nutrirse correctamente, llevará a un debilitamiento de su sistema inmunitaria y, por ende, al desarrollo de afecciones y enfermedades. ¡Cuida su alimentación!

 

Aislamiento de la manada. Un perro que pasa mucho tiempo sin supervisión, fuera de casa, tiende a estar más deprimido, más ansioso y más expuesto a las inclemencias meteorológicas. Todo ello repercute en la salud. El perro como animal social, necesita sentirse parte de su manada, así que si no quieres que tu perro viva dentro de casa, por lo menos permite que durante el día esté con vosotros. Cuantas más horas esté junto a su manada, más feliz será.

 

Falta de socialización. Un perro que no interactúa con sus iguales, jamás podrá ser un perro feliz. El perro debe relacionarse con otros perros, jugar con ellos, compartir momentos, etc. siempre que pueda. El que no lo haga, ya sea porque no se le permite o porque no tuvo una correcta socialización en su momento y no sabe cómo hacerlo, será un perro con más tendencia a la depresión y a la apatía, y evidentemente, esto merma en su salud.

 

No esterilización o castración. Los veterinarios están todos de acuerdo en que esterilizando o castrando se evitan numerosos tipos de cáncer (de mama, de ovarios, testicular, próstata, etc.), sin embargo, también hay que tener en cuenta el desgaste físico de una gestación y un parto para una perra, eso si no surgen complicaciones. Por tanto, la esterilización o castración sigue siendo una de las mejores medidas preventivas de afecciones de salud.

 

Como ves, son acciones muy fáciles de llevar a cabo pero que muchas veces ignoramos por desconocimiento. Ahora ya no tienes escusa: sigue estos tips y disfruta de tu perro el máximo tiempo posible.

 

Facilísimo Mascotas