Centenares de personas protestaron en Río de Janeiro por muerte de estudiante
Caracas Abril 01, 2017 07:59 AM .- Centenares de personas se manifestaron hoy en la zona norte de Río de Janeiro para protestar contra la muerte de una joven de 13 años que falleció tiroteada en el patio de su colegio mientras realizaba una clase de educación física. La manifestación, en la que participaron unas 200 personas, ocurrió delante de la escuela municipal Daniel Piza, en el barrio de Pavuna (zona norte de Río de Janeiro), donde estudiaba María Eduarda Alves, última víctima de balas perdidas en Río de Janeiro. “¡Que alguien me diga que es una mentira!” gritaba Bianca, la hermana de la fallecida, ante el rastro de sangre aún presente en el patio escolar. Rodeada por las amigas de “Duda”, como le llamaban en el colegio, Bianca se fundió en un fuerte abrazo con su hermano, su padre y su madre, esta última clamando en contra de la policía: “¡La policía me ha quitado a mi bebé!”. La familia de la niña está dispuesta a denunciar al estado de Río de Janeiro y se pregunta cómo es posible que la policía hable de “bala perdida” cuando Eduarda recibió cuatro impactos de bala, dos de ellos mortales. “¿Cómo que es una bala perdida, con cuatro perforaciones en el cuerpo? Bala perdida es si fuera un tiro. Fue una ejecución. Ejecutaron a dos delincuentes y a mi hermana”, denunció hoy el hermano de la víctima, Uidison Alves. El alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, aseguró hoy que pretende implementar un proyecto para blindar las escuelas municipales que se encuentran en áreas de riesgo por tiroteos.

 

Centenares de personas se manifestaron en la zona norte de Río de Janeiro para protestar contra la muerte de una joven de 13 años que falleció tiroteada en el patio de su colegio mientras realizaba una clase de educación física.

 

La manifestación, en la que participaron unas 200 personas, ocurrió delante de la escuela municipal Daniel Piza, en el barrio de Pavuna (zona norte de Río de Janeiro), donde estudiaba María Eduarda Alves, última víctima de balas perdidas en Río de Janeiro.

 

“¡Que alguien me diga que es una mentira!” gritaba Bianca, la hermana de la fallecida, ante el rastro de sangre aún presente en el patio escolar.

 

Rodeada por las amigas de “Duda”, como le llamaban en el colegio, Bianca se fundió en un fuerte abrazo con su hermano, su padre y su madre, esta última clamando en contra de la policía: “¡La policía me ha quitado a mi bebé!”.

 

La familia de la niña está dispuesta a denunciar al estado de Río de Janeiro y se pregunta cómo es posible que la policía hable de “bala perdida” cuando Eduarda recibió cuatro impactos de bala, dos de ellos mortales.

 

“¿Cómo que es una bala perdida, con cuatro perforaciones en el cuerpo? Bala perdida es si fuera un tiro. Fue una ejecución. Ejecutaron a dos delincuentes y a mi hermana”, denunció hoy el hermano de la víctima, Uidison Alves.

 

El alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, aseguró hoy que pretende implementar un proyecto para blindar las escuelas municipales que se encuentran en áreas de riesgo por tiroteos.

Unión Radio