La inflación se traga el ajuste del salario
Caracas Mayo 08, 2017 08:37 AM .- El pasado 30 abril el presidente de la República, Nicolás Maduro aumentó el salario mínimo y a tan solo una semana de haberse tomado la medida, en el mercado, los precios suben como la espuma.

 

El pasado 30 abril el presidente de la República, Nicolás Maduro aumentó el salario mínimo integral de los trabajadores a Bs. 200.021 y a tan solo una semana de la haberse tomado la medida, en el mercado, los precios suben como la espuma.

 

Luego de un recorrido realizado por el equipo del Diario 2001 por distintos supermercados de la ciudad de Caracas, se pudo observar que la gente solo se queja de los altos costos de los productos alimenticios. La mayoría de los consumidores consultados coinciden que, el reciente aumento salarial genera -como es costumbre- este incremento constante en los precios que “ya nadie aguanta”.

 

 

 

Rosa Jiménez vendedora de víveres de la cooperativa Mariana Marilin ubicada en el mercado municipal de San Martín, comentó que hasta los momentos están manejando los mismos precios porque no han comprado mercancía nueva, sin embargo, señaló que ya los proveedores del local alertaron que “todo vendrá más caro”.

 

A Celi Dancer, dueña de un comercio que expende huevos y casabe, no le extraña que ya estén subiendo los precios de la comida, pues a su parecer “todas las semanas es el mismo cuento y ahora con el aumento de sueldo aumentarán más".

 

 

 

“Aquí ya tuvimos que subir el cartón de huevos a Bs. 10.400 y esto apenas está empezando”, relató al tiempo que aseguró que a los clientes ni les sorprende los aumentos, “nadie reclama, ya es costumbre”, resaltó.

 

Todos se quejan. Más adelante en otro local comercial, Gilberto Mejías compró cuatro productos, y la cuenta sumó alrededor de Bs. 15.500, ante ello sentenció: “Todo lo aumentaron, aquí se me fueron 15 mil bolos y no llevo nada, es increíble”.

 

Alicia Oropeza, una señora de 62 años que luego de comprar un kilo de picadillo de pollo en el mismo mercado, no hacía más que quejarse, dijo: “todos los días aumentan como les da la gana, hagan decretos o o no, ya se ha vuelto normal. Esto que llevo me costó Bs. 7.100, es una locura”.

 

Asimismo, Cristina Chapero cliente del lugar, expresó que así hagan o no un incremento de sueldo, los precios suben sin explicación. Reprochó que debe verse obligada a comprar con nuevos precios, cuando aún no ha percibido el nuevo ajuste salarial. Chapero al igual que muchos consumidores de la zona, manifestaron su disgusto especialmente ante los recientes costos del pollo y la carne, que hoy, se ubican en Bs. 6.500 y Bs. 12.300, aproximadamente.

 

Desde las grandes cadenas de supermercados, el valor de la comida también “pega en el bolsillo” a más de uno.

 

En el Unicasa ubicado cerca de la estación Capuchinos, Rafael Guevara aseguró que los productos suben cada semana hasta el 100%.

 

Por otro lado, reclamó que en el supermercado no estuviera abastecido de los alimentos de la canasta básica, “no hay mantequilla, vine a buscar una mayonesa tampoco hay, esto se lo llevó quien lo trajo”, recalcó.

 

Carlina Gelvez, quien se encontraba en el CentralMadeirense de Bello Campo, hurgaba las bandejas de carne para llevarse la más económica, “estoy viendo si alguna tiene precio viejo pero que va, todo está carísimo”, señaló.

 

Gelvez, pensionada comentó que hace una semana compraba carne en los mercados municipales en Bs 7 mil pero ahora supera los Bs 11 mil en cualquier local comercial o carnicerías de la capital, “esto no se aguanta”, dijo.

 

 

2001