Di que sí al desarrollo de tus hijos
Caracas Mayo 17, 2017 11:00 AM .- Cuando nos convertimos en padres no existe mayor satisfacción que ver cómo nuestros hijos se desarrollan y logran alcanzar objetivos cada día

Cuando nos convertimos en padres no existe mayor satisfacción que ver cómo nuestros hijos se desarrollan y logran alcanzar objetivos cada día ya sean físicos, de personalidad o cognitivos y estar a su lado para celebrarlo es una alegría.

Jugar con ellos, acompañarlos a descubrir cosas nuevas y fomentarles buenos hábitos de alimentación e higiene son parte de nuestras funciones para lograr que el desarrollo sea integral y su formación sea la óptima para que lleguen a ser en el futuro los hombres y las mujeres plenos y felices que esperamos.

Para estimular este desarrollo desde su nacimiento es recomendable que:

1.- Demostremos nuestro amor.

 

El amor que la familia le brinde desde el primer momento es fundamental para ellos. Saberse amados y aceptados por sus padres les dará la seguridad que necesitan para crecer en todos los sentidos sanamente. El contacto visual cuando son bebés, el contacto físico y las palabras de afecto y aceptación son básicas para que el niño sepa que forma parte importante de su familia.

2.- Ayudemos a que sociabilicen.

 

En la medida en la que propiciemos la convivencia del pequeño con otros niños de su misma edad, así como darles la confianza para interactuar con los adultos, permitirá que el niño se sienta seguro de que puede ser aceptado como un miembro más de la sociedad y le permitirá desenvolverse mejor.

3.- Apoyemos su deseo por conocer.

 

Los niños son exploradores natos y su curiosidad por saber cómo funciona el mundo que les rodea es enorme. Al estimularlos a descubrir cosas nuevas y acompañarlos a investigar fomentamos su capacidad de análisis e introspección, que más adelante les ayudará con las materias escolares, pero más importante aún, serán capaces como adolescentes y después como adultos a analizar detalladamente los problemas de la vida a los que se enfrenten.

4.- Fomentemos buenos hábitos.

 

El desarrollo físico es tan importante como el emocional, por lo que enseñar a nuestros hijos buenos hábitos alimenticios y de higiene son básicos para su sano crecimiento. Ofréceles alimentos sanos, nutritivos y naturales. Lo que vean en la cocina de la casa será lo que se coman por lo que es muy importante que lo que encuentren beneficie su crecimiento. Invitarlos a lavarse las manos, los dientes y a disfrutar el baño son hábitos que evitará que se enfermen.Los niños son el reflejo de lo que viven en casa y todo lo que aprenden viene en primera instancia de su familia, por lo que en la medida en la que digamos que sí a su desarrollo ellos crecerán tanto internamente como físicamente sanos y fuertes y nosotros podremos sentirnos orgullosos de ellos y sobre todo de saber que lo que hemos hecho ha sido muy bueno.

Todo Bebe