Cambio climático: sapos separados por 30 millones de años se reproducen
Caracas Mayo 17, 2017 2:45 PM .- El cambio climático ha provocado que especies separadas genéticamente se estén reproduciendo de forma natural

 

El cambio climático ha provocado que especies separadas genéticamente se estén reproduciendo de forma natural. Un número creciente de especies de plantas y animales más o menos separadas genéticamente ahora se reproducen.

 

Varios ejemplos hay en la naturaleza, pero hay un híbrido que ha llamado la atención. Se trata de pareja de sapos, separadas por 30 millones de evolución que se están cruzando en el sur de Italia, así lo determinó un grupo de investigadores del departamento de Ecología de la Universidad Tuscia, Italia.

 

 

 

Como se puede observar en la fotografía, la hembra (debajo) y el macho pertenecen a dos especies diferentes pero el cambio climático los ha vuelto a juntar y han tenido híbridos. La hembra es un ejemplar de sapo europeo (Bufo bufo), una especie presente en casi toda Europa. El macho, más pequeño, es un sapo balear (Bufotes balearicus) que actualmente solo se puede encontrar en la mitad sur de Italia, sus islas, Córcega y las Baleares.

 

La imagen muestra el abrazo reproductor propio de los anfibios y conocido como amplexo fue tomada, en el parque regional de Partenio, un área protegida al sur de Italia.

 

Los biólogos que presenciaron la escena recogieron varias ristras de huevos después de que el macho los fecundara. A modo de control, también cogieron otras dos hileras de otros sapos. Ya en el laboratorio, estudiaron la evolución de los huevos y esperaron a su eclosión. De las tres hileras, solo en el caso de los híbridos, los científicos vieron que la mayoría presentaba un desarrollo y morfología anormales.

 

"La hibridación es relativamente común en las plantas y entre las especies animales de reciente divergencia", dice el profesor y principal autor de la investigación, Daniele Canestrelli. Pero, casos de hibridación entre especies separadas desde hace tanto tiempo son extremadamente raros en la naturaleza y nunca han sido explicados o fueron achacados al azar. Nuestro trabajo es el primero que une los puntos, ofreciendo pruebas de un mecanismo causal: el impacto del cambio climático en el ciclo vital de las especies hibridantes", añade.

 

Aunque el sapo balear y el europeo pueden compartir espacio y tiempo, los primeros prefieren territorios más bajos que los segundos. Además, sus ciclos vitales, hábitats y periodos de apareamiento no coincidían hasta ahora. Pero el calentamiento global ha trastocado la vida de estos anfibios. En concreto, el sapo europeo ha retrasado su periodo reproductivo hasta coincidir con el del sapo balear. Y este ha ascendido desde hace una década cada vez más arriba, hasta llegar a las zonas del sapo europeo.

 

 

 

 

Miami Diario